Sobre cómo el Rabo de Gato entró en Nuestras Vidas.


Pensar en el Rabo de Gato es traer cientos de recuerdos a nuestra memoria.


Originaria de tierras mediterráneas, ya los antiguos descubrieron sus enormes poderes curativos (los griegos la utilizaban para curar las heridas por arma de guerra), aunque desde tiempos inmemoriales ya eran conocidas sus bondades en cuanto a tratamientos estomacales y el ardor por medio de infusiones.


Hablar del Rabo de Gato es hablar de nuestra planta fetiche.


Abunda en la región del Levante, pero por suerte en la tierra de nuestras raíces: la Meseta Norte. Sí, posee propiedades curativas, como siempre se ha sabido: curación de aftas bucales, ardor de estómago, pesadez… pero lo que nos unió al Rabo de Gato en Skin Tailors es, inevitablemente, sus cualidades en torno al tratamiento de la piel. Aunque en concentraciones mucho más altas se podría usar principalmente como ingrediente antiinflamatorio* (de ahí su presencia en Andrea´s CalmCream) la razón de ser de su utilización esta vez es la de servir como componente de fondo, es decir, que esté presente en concentraciones pequeñas pero que lo haga en la mayor parte de los productos de la línea 001 de Skin Tailors. ¿Por qué? basta con un vistazo a sus principios activos, compuestos generados por dicha planta de forma natural, incuestionablemente eficaces: flavonoides en mayor medida (entre sus propiedades más destacables están son el efecto antimicrobiano y anticancerígeno, entre otros).



La sideritis (como también se denomina científicamente al Rabo de Gato) posee entre sus flavonoides sideritidoflavona, así como flavonoides libres (apigenol, crisacriol, luteolol) y otras flavonas poli metoxiladas.


Pero no sólo nos encontramos con flavonas, sino también con otros subproductos como aceites esenciales (que estamos locos por fabricar en el laboratorio), además de diterpenos tricíclicos (derivados del fucolopimarano): lagascatrol; diterpenos tetracíclicos derivados del atisano (serradiol) y del beyereno. Este cocktail en pequeñas dosis hace que, además de provocar un efecto antimicrobiano sobre la piel, se consiga un ligero efecto antiinflamatorio, a la vez que ayuda a cicatrizar posibles heridas o roturas de la piel tendente a sufrir estas problemáticas.


Aunque no sea el efecto principal que buscamos con muchos de nuestros productos, no tenemos dudas del valor añadido del Rabo de Gato a la formulación, más allá de su aplicación principal. Por supuesto, siempre buscamos mantener las características organolépticas, de absorción rápida y formulación farmacéutica equilibrada que utilizamos en todas nuestras fórmulas.


Nuestro manifiesto no puede ser más claro: en Skin Tailors procuramos incorporar componentes orgánicos siempre que podemos, y el Rabo de Gato es sin duda una de las plantas que más nos interesa a la hora formular, por lo terapéutico, por supuesto… pero también por su importancia a nivel emocional en nuestro laboratorio.


*Propiedades de sus principios activos, en las dosis adecuadas. No tiene porqué coincidir con nuestras presentaciones.


//F.

The Skin Tailors_

#UniqueSkins #SkinTailors #Sideritis

Entradas destacadas