#Issue 10. Cómo cambiar de piel mil veces en una sola vida.

Eso de estar en otra piel cobra nuevas dimensiones cuando te enteras de que, efectivamente, lo haces literalmente y sin saberlo cada mes. Quizá no es exactamente lo que esperabas, pero resulta que entre cada 20 y 30 días la piel de tu cuerpo se regenera constantemente (y no sólo la piel, sino que la gran mayoría de los tejidos de tu organismo lo hacen). Y aunque por la palabra lo parezca, nada tiene que ver con mudar como las serpientes, sino con una regeneración constante de células. ¿Que cómo es posible esto? Pues gracias a esas famosas capas que la componen: epidermis, dermis e hipodermis. La primera de ellas es la parte con la que tenemos contacto y que tiene sólamente 1 mm. de grosor. Bajo ella, la dermis es una capa "mucho" más gruesa (unos 4 mm.) donde debemos localizar los vasos sanguíneos, las glándulas sudoríparas y el nacimiento del vello. Y por último la hipodermis, donde se almacena la grasa a modo de separación con el resto de nuestro cuerpo (interior).


Resulta que es el órgano más visible y extenso de tu organismo y, quizá, sabes menos sobre él de lo que pensabas. De media, mide entre 1,5 y 2 metros cuadrados y pesa entre 3 y 4 kg. Eso sí, su grosor como se puede deducir no es el mismo en todas las partes del cuerpo, llegando a variar del 0,4 mm. en su localización más fina (los párpados) al centímetro de grosor que tiene la piel de nuestros pies. La parte más oscura, el pene. La más blanquecina, el abdomen. En cada centímetro cuadrado hay localizados unos 170 puntos sensoriales, o lo que es lo mismo, entre 2,550.000 y 3.3400.000 de diminutos focos capaces de detectar todo tipo de reacciones táctices como frío o calor.


Otros datos poco esperables y no tan apetecibles (pero no por menos sorprendentes) son el del sudor. ¿Sabías que en un día muy caluroso tu piel puede liberar hasta 1,5 litros por hora? Y otra realidad cotidiana que seguramente nunca habías imaginado. El 70% del polvo que ves almacenado en el mobiliario de tu casa proviene de ti. Sí, es precisamente lo que ahora mismo estás pensando: piel muerta. Sólo hay algo que es único, irrepetible y que no varía por más que cambiamos cientos o miles de veces de piel: las huellas dactilares.


//R.

The Skin Tailors_

#Piel #UniqueSkins #SkinTailors

Entradas destacadas