#Issue 18: Estrómboli y cómo la literatura nos enseña sobre volcanes y nosotros mismos.

Quizá muchos os hayáis preguntado muchas veces cómo funcionamos los seres humanos gestionando lo que llamamos la "presión" —como si fuésemos una olla exprés— que llevamos dentro. Cómo es que hay personas que parecen estar siempre tranquilas, que nunca dicen una palabra más alta que otra, que parecen no perder nunca los nervios ni las formas... ¿serán de otro planeta? O peor aún, ¿por qué ellos sí que pueden autogestionarse mientras nosotros creamos una bola de nieve que crece y crece hasta que perdemos los papeles en el peor momento y delante de cualquiera? ¿Acaso somos nosotros como una olla estropeada?


Jon Bilbao (1972), uno de los escritores que componen la nómina de autores españoles más jóvenes ya consolidados en el panorama de la narrativa nacional acaba de publicar un libro de cuentos que da mucho que hablar (y que pensar) sobre este tema. Estrómboli (2016, Impedimenta), o mejor dicho, la isla de la que ha tomado el nombre, funciona como una perfecta metáfora de lo que habita en todos nosotros. Sus personajes, todo tipo tipo y condición, transitan por experiencias más o menos cercanas a lo que podríamos considerar como habitual, pero en su forma de comportarse ante problemas de índole muy determinada -sociales, familiares, de pareja- nos recuerdan muy peligrosamente a nosotros mismos.

¿Alguna vez te has preguntado cómo funciona y por qué la dinámica que regula un volcán? Lo que sí que seguro que has pensado es en los volcanes mismos cuando tú mismo te vas "calentando" hasta estallar en un mar de cenizas que vuelan en todas direcciones y de lava ardiente que arrastra todo cuando encuentra a su paso porque la rabia, el rencor y la desidia nos hacen acumular presión de la misma forma en la que lo hacen los volcanes con sus gases hasta reventar. Curiosa y perfecta metáfora la que nos brinda la naturaleza misma: no todos los volcanes son iguales, porque unos (los más habituales) funcionan de acuerdo a erupciones piroclásticas, que a grandes rasgos son los que erupcionan de forma impredecible... y catastrófica. Por el contrario las erupciones estrombolianas —que toman el nombre del volcán italiano Estrómboli— se caracterizan porque se autorregulan. Parece increíble, pero en la isla italiana los habitantes afirman saber qué hora es por las sacudidas del volcán, que "funciona" de forma regular de tal manera que sus erupciones se pueden predecir, y evitar. Excepto las grandes, claro.


Y si decimos que Estrómboli es una perfecta metáfora es porque es difícil no reconocerse en sus personajes, imposible no pensar en cómo ser capaces de gestionar y autogestionar situaciones, emociones y sentimientos que a veces pueden cambiar o destrozarnos la vida, como un volcán en erupción que arrasa, incontrolable. Las ilusiones que se van perdiendo según avanza la vida laboral, las relaciones que se resienten con el paso del tiempo, las renuncias y decepciones, todo lo que hace que la vida parezca a veces un lugar oscuro podéis encontrar en los cuentos de Estrómboli. Así como pequeña cata esperamos que la imagen de vosotros mismos como un volcán, del mundo lleno de volcanes incontrolables que somos todos nosotros os animamos a su lectura.


//R.

The Skin Tailors_

//FEATURED PRODUCTS_

//Love your Body.

Y como la lectura es mucho más que una afición, valoramos el hacerlo por muchos motivos. Uno de ellos -más que nunca ahora que empieza el tiempo frío- es el hecho de relajarnos tras la cena, darnos una ducha y enfrentarnos al libro en absoluta soledad. Esos momentos de relax sólo se pueden acompañar de una buena taza de café o té, un albornoz y, con suerte, una explosión sensorial rematada con una crema que no sólo nos hidrate, Por eso nuestra crema corporal Love your Body está hecha a partir de plantas y flores que envuelvan todo tu cuerpo de sensaciones y olores que te acompañen en tus viajes por el mundo de la imaginación.




Entradas destacadas