#Issue 64: El agua que casi se convirtió en vino.

A media hora de casa o al otro lado del planeta. Existen miles de bosques, montañas, mares ríos, ciudades y, en definitiva, espacios fascinantes que conocemos de oídas o que, como es más probable, no conocemos. Están ahí y son muchos más de los que pensamos. Nosotros tampoco los conocemos (aunque nos gustaría), así que nos hemos puesto a investigar para descubrir espacios en los que perderse para hacer con vosotros un breve pero intenso viaje a través del poder de la evocación. Esta semana no viajamos lejos, sino al sur de nuestra península, más concretamente a la provincia de Huelva.


Famoso en España (y no estaría mal añadir la coletilla de y en parte del extranjero) es el Río Tinto, y más aún sus minas. Como cualquier río de cierta envergadura se estudia cuando eres niño, pero lo que no te dicen entonces es que tiene una peculiaridad que lo hace diferente al resto. Su nombre le viene precisamente de lo que parece: vino tinto.


Con una extensión de casi 100 km nace en la provincia de Huelva y se trata de un río costero cuya particularidad es la que veis ahí arriba. Sus aguas teñidas de rojo (menor decir color vino que sangre) tienen una explicación sin ningún misterio... en apariencia. A lo largo de su recorrido hay una gran cantidad de yacimientos que, al ser atravesados meteorizan los minerales que contienen. En sus aguas hay una gran cantidad de hierro disuelto junto con cobre, zinc y arsénico. Y es que Río Tinto es famoso por Minas de Río Tinto, que hace honor al origen minero que tuvo esa zona y que los pueblos prerromanos que vivieron en el sur de la Península supieron explotar.


Y como decíamos, aunque el color rojo tenga una explicación científica bastante clara hay algo que sigue siendo un misterio incluso para la NASA. Sí, has leído bien: la NASA investiga sus aguas ya que en ellas se da un fenómeno que parece casi un milagro. Con la cantidad de minerales ácidos que contiene las condiciones para la vida son casi imposibles, y sin embargo en ellas viven algas y bacterias con unas cualidades muy específicas que recuerdan a las de Marte, como por ejemplo la práctica inexistencia de oxígeno. Organismos que viven en el Río Tinto y que no necesitan de luz solar para ello hacen pensar a los científicos internacionales que quizá sea posible la vida en el Planeta Rojo.


//R.

The Skin Tailors_

//FEATURED PRODUCTS_

//Treatment 01.

Y tranquilos que para crear nuestros productos utilizamos otro tipo de componentes menos ácidos que los que os acabamos de mencionar. Con el Treatment 01, nuestra crema para pieles secas con aceite de argán y de jojoba, extracto de Acmella Oleracea, manteca de karité, rosa canina, hoja de vid y tocoferol. Es decir: numerosos ingredientes conocidos por su increíble poder hidratante.


//Treatment 01.

#RíoTinto

Entradas destacadas