¿Tienes vergüenza al enseñar tus manos? Te damos la solución definitiva.

A las manos les pasa como al rostro: están continuamente expuestas a los agentes externos como el frío y el calor, a productos químicos. Y no sólo eso: las utilizamos la mayor parte del tiempo en nuestro día a día para todo tipo de cosas. Así, es normal que se resequen y sufran todo tipo de daños por los que se muestran agrietadas e incluso llenas de manchas. La clave no es otra que una perfecta hidratación, y la solución es fácil y rápida: utilizar diariamente una buena crema hidratante.

Da igual que sea en invierno que en verano: cuando la piel de las manos no es capaz de regenerarse, no sólo se seca y se escama, también se envejece prematuramente y le salen esas manchas que queremos evitar a toda costa.


La piel de las manos no contiene casi tejido adiposo, por lo que es especialmente fina. A esto hay que añadir que el vello es tan escaso que es muy difícil encontrar en nuestras manos glándulas sebáceas, y ahí reside el problema: estas son las las encargadas de generar grasa y, por lo tanto, de retener líquidos en la piel y que se mantenga hidratada.


Como es lógico, lo que comemos influye mucho para cómo esté luego nuestra piel, así como el agua que bebamos diariamente. Pero de manera tópica se hace necesario tener en cuenta lo que nuestra piel nos demanda:


-Lo más importante, una buena hidratación, lo que se consigue con cremas con bases de agua o aceite e ingredientes naturales muy comunes en cremas hidratantes como la glicerina o el aceite de oliva.


-Una vez hidratada la piel hay que mantenerla y para ello se debe actuar en el foco mismo de la sequedad, y para eso hay un ingrediente estrella: la urea, que impide la pérdida de agua a través de la piel y la decamación.


- Regeneración, calma y suavidad: para ello existen todo tipo de remedios caseros con flores y fruta que han pasado a formar parte del mundo de la cosmética que utiliza productos naturales como el aloe vera, la caléndula y el rabo de gato.


Cada día que pasa que no cuidamos de nuestra piel aceleramos el proceso de envejecimiento de su piel acelerando el deterioro celular de sus capas tanto superficiales como profundas. Las grietas y manchas nos lo indican, y mantener unas manos cuidadas a diario no es difícil: sólo hacen falta unos minutos para tenerlas cuidadas y seguir teniendo unas manos de 10 con el paso de los años.


//FEATURED PRODUCTS_

//1954.

Y con todo esto a la hora de elaborar una buena crema de manos hemos tenido en cuenta por un lado dos de nuestros ingredientes más utilizados: extracto de Rabo de Gato y de caléndula, ambos cicatrizantes. Por otro, aceite de oliva, hidratante, reparador y lo más olvidado: está cargado de propiedades vaso-circulatorias. Y por último y no por ello menos importante, el ingrediente base que caracteriza a esta crema, nuestra apuesta por la reparación de pieles sensibles y manos expuestas a todo tipo de condiciones : la urea. Su uso cada vez mayor en cremas hidratantes por sus cualidades a la hora de tratar afecciones cutáneas evidencia que su principal efecto de impedir la pérdida de agua a través de la piel y de evitar la descamación es la base del mantenimiento de una piel sana.


Entradas destacadas