Qué hacer si tus manos te lo piden a gritos.

Como ya os contamos en otra ocasión, las manos son junto con el rostro la parte del cuerpo donde nuestra piel sufre más tanto las inclemencias atmosféricas como la deshidratación al estar continuamente expuestas. Ahora bien, nuestro trabajo puede "ayudar" (y mucho) a que estos factores nos afecten mucho más. ¿Trabajas con agua, detergentes, al aire libre y en invierno? Son sólo unos ejemplos de que para muchas personas es inevitable que sus manos se vean expuestas. Y no sólo por obligación, si te gusta la jardinería, tienes algún problema por el que tienes que tomar una medicación que acaba resecando en extremo tus manos, etc., la deshidratación puede tener consecuencias más graves de las que piensas, empezando por los dolores, picores e inflamación al final del día. Si este es tu casi es hora de que sepas que necesitas una crema de manos más específica.



Aunque hablamos de las manos en general, sus dos partes tienen diferencias fundamentales: la palma, más en contacto en teoría con los objetos, tiene mucha más fibra y glándulas sebáceas que la protegen de la deshidratación. El dorso en cambio tiene una piel muchísimo más fina, sin glándulas sebáceas y, por lo tanto, muy desprotegida. Por eso ambas caras de la piel de las manos sufren.






A todos se nos resecan y agrietan hasta cierto punto, por lo que es necesario un tratamiento diario tan sencillo como echarnos una buena crema de manos un par de veces al día. Ahora bien, si eres de los que sufre con intensidad su trabajo en sus manos o por el motivo que sea se te resecan hasta el punto de agrietarse, despellejarse y hasta inflamarse es hora de actuar con algo más específico.


Y es por eso que lo deseable sería que una crema adecuada para proteger al máximo nuestras manos del frío, los agentes químicos y la deshidratación llevara algunos ingredientes como lanolina, vaselina, urea, glinerina, siliconas, aceites minerales o de jojoba o argán, vitaminas, manteca de karité, etc, todos ellos que o bien proporcionen una hidratación profunda o que ayuden a mantenerla y a regenerar la piel dañada.



//FEATURED PRODUCTS_



// Andrea´s. (Calmcream)


Los que la han probado siempre nos lo cuentan: Andrea's se ha convertido en la aliada para los que a última hora del día quieren mirar sus manos y a la vez sentir un baño de sensaciones. Por eso, además de ingredientes que solemos utilizar en casi todos nuestros productos como el Rabo de Gato o el extracto de camomila, aquí destacan la urea por impedir la pérdida de agua de la piel o el aceite de glicerina de soja, que además de promover la hidratación también es muy beneficiosa para el sistema nervioso. En esta poderosa composición también entran en juego otros ingredientes como el alcanfor o el extracto de Harpagophytum procumbens (potentes antiinflamatorios), extracto de Arnica Montana (además de antiinflamatoria alivia el dolor de las contusiones), extracto de Acmella oleracea (antiarrugas), manteca de karité (hidratante) y vitamina E (antioxidante).



Entradas destacadas