Las muchas razones por las que la caléndula puede ser tu mejor aliada.


Tan antigua como el Mediterráneo, la caléndula o maravilla ha sido conocida por todas las culturas (e increíblemente apreciada) de la zona meridional de Europa y Egipto. Imposible pasar desapercibida, ya que su color anaranjado es la causa de que se haya utilizado como flor decorativa, y seguramente de que tú también hayas tenido unas cuantas entre las manos. Tan especial que se abre con el sol y se cierra al anochecer, por lo que los romanos la llamaban ‘solsequium’, la seguidora del sol.

Y aunque cercana y conocida, la caléndula nunca dejará de ser un ingrediente primordial en nuestras boticas, no sólo en cosmética, sino especialmente en el tratamiento de enfermedades de la piel. Desde muy antiguo conocían una de sus principales cualidades: actuar con rapidez contra inflamaciones e infecciones en la boca, garganta o encías. En la actualidad no hemos perdido esa buena costumbre, y gracias a su producción de polisacáridos, flavonoides, triterpenos y carotenos sigue siendo un antiséptico, antiinflamatorio, hidratante y aliado contra las enfermedades de la piel infalible.




Y si en medicina destaca, es lógico que en cosmética el extracto de la flor de la caléndula sea un ingrediente habitual en cremas faciales y otros productos, especialmente para zonas delicadas y pieles sensibles, con acné o enfermedades como la psoriasis. Al ser rica en flavonoides, contiene principios activos amargos con efecto antiinflamatorio y regenerador, por lo que es un estupendo remedio vulnerario para las quemaduras, heridas y cortes.




Otro aspecto esencial para la cosmética es que contiene ácido salicílico, que aplicado por vía tópica previene espinillas, acné y combate las bacterias. Y por último, no hay que perder de vista que tanto el extracto de la flor como en aceite potencia la producción de glucoproteinas y colágeno, que por un lado favorece la cicatrización y por otro aporta vitamina E, y todo ello si se combina con ácido hialurónico acaba generando un potente efecto antiedad al nutrir la piel y evitar la pérdida de agua.






//FEATURED PRODUCTS_

// Treatment 3 (Facial Serum)

El extracto de caléndula forma parte de la lista de ingredientes de muchos de nuestros productos, especialmente los dedicados al cuidado del rostro. Imposible prescindir de él por sus cualidades, básico para cualquier crema hidratante como para el sérum y el contorno de ojos. Por su efecto a la hora de mejorar la circulación, tratar las manchas y actuar como hidratante en profundidad forma parte de la composición de nuestro sérum facial, el complemento indispensable para una hidratación y cuidado de la piel en mayúsculas.


Entradas destacadas