Ya es hora de que sepas la causa de que tu piel adore la glicerina.

La glicerina es un ingrediente tan común (no sólo en la cosmética) que estarás harto de verlo en venta, o entre la lista de ingredientes de innumerables productos que hay en tu casa. Sin embargo, ¿sabes lo que es, por qué su uso es tan extendido y qué beneficios tiene para tu cuerpo o tu hogar? Sigue leyendo si quieres enterarte.


La glicerina o glicerol es fundamental en la creación de jabones, champús, mascarillas, cremas de afeitar y todo tipo de productos cosméticos por dos motivos principales: su textura emulsionante que aúna el resto de ingredientes y principios activos y es increíblemente hidratante. Además de en cosmética, por los mismos motivos se usa para muchos más productos de ámbitos muy diversos, como la pastelería, la medicina, en las tabacaleras y, como por todos es sabido, como base de la nitroglicerina.


Su cualidad más llamativa es que es capaz de atraer el agua del aire (cualidad higroscópica) y de las capas más profundas de la piel y luego llevarlo hasta las capas superficiales. Increíblemente, es capaz de reconocer la estructura de la piel (ya que también la podemos encontrar de forma natural en nuestro cuerpo) y replicarla. Se debe usar en proporciones muy pequeñas para que no tenga "efecto rebote" y reseque nuestra piel, y al combinarse con otros ingredientes emolientes como ácidos antioxidantes su efecto es aún mucho mayor ya que actúa como reparador cutáneo y favorece la homeostasis (reforzando la matriz intercelular).


Conseguirlo es relativamente sencillo ya que se extrae de aceites vegetales, y su coste es muy barato, pero como podéis imaginar no por ello es peor y es difícil imaginar cosméticos que no lo lleven. Puede ser tan beneficiosa para el cabello como para la piel, y de hecho, para cualquier tipo de piel.


//FEATURED PRODUCTS_

// Treatment 01 (Crema pieles secas)

Lógico que la base de una crema cuyo máximo fin es mantener la hidratación en el rostro cuente entre sus ingredientes con la glicerina, unida a otros tan conocidos como el aceite de argán, la manteca de karité, aceite de jojoba, extracto de Acmella Oleracea, rabo de gato y rosa canina.

#glicerina

Entradas destacadas