El uso de la zanahoria que nunca habías imaginado.

La zanahoria es uno de los ingredientes clave de nuestras huertas y guisos, y aunque no lo ha sido también siempre en el mundo de la medicina natural y su presencia haya estado infravalorada, en este momento cada vez son más reconocidos sus efectos. Se cree que fue introducida en la península por los árabes en el siglo VII ya que por entonces se usaba para dolores estomacales. Además de las propiedades del fruto en lo que queremos insistir es en las del aceite esencial extraído de sus semillas secas y de sus raíces.


Su nombre científico es daucus carota y sus propiedades son buenas tanto para la piel como para el cuerpo en general, puesto que además de hidratantes son antisépticas, depurativas y diuréticas.


En la piel es increíblemente beneficiosa, ya que actúa en primer lugar contra el problema base del envejecimiento: la deshidratación. Ese es su principal efecto en la piel, y el más efectivo. Ya que sólo no funciona tan bien como acompañado, mezclado con otros aceites multiplica su efecto, que por cierto, va bien a cualquier tipo de piel.


Más que específicamente para la piel del rostro, es beneficiosa y se suele utilizar para todo el cuerpo a la hora de complementar procesos como el de la exfoliación, ya que hidratar la piel en profundidad es la base de una piel sana. Cuando se mantiene la capa lipídica de la piel y el agua necesaria retenida se evita la aparición de manchas y sobre todo arrugas.


//FEATURED PRODUCTS_

// Orange Time (Exfoliante corporal)


Y así, tanto la esencia de la raíz de zanahoria como de sus semillas son parte de nuestro exfoliante facial, cuya característica que vuelve locos a los que lo han probado es que es increíblemente hidratante y huele tanto a naranja que la ducha se convierte en un momento mágico.

#daucuscarotasativa

Entradas destacadas