El sueño de vivir en una librería.


Para suerte de los románticos, la película que se llevó los premios más codiciados de los Goya este año es la favorita de los lectores, que como no podía ser de otra manera, se estrenó en España el día de las librerías. Y aunque sea por la maravillosa adaptación que ha conseguido Isabel Coixet a través del cine ya son más los lectores de La librería, la novela que ha logrado poner en el mapa literario de nuestro país a Penélope Fitzgerald. Hace unos años la editorial Impedimenta, que cuida la apariencia de sus ediciones a las mil maravillas, nos facilitó esta obra gracias a su traducción al español.



Hoy queremos retomar nuestras recomendaciones más allá de la cosmética, ya que nos gustaría seguir compartiendo con vosotros las cosas que nos mueven y que verdaderamente importan. Y esta película, así como la novela en la que se basa, La librería, nos han conmovido por los valores artísticos y vitales que defienden.


Resulta fascinante que una autora que ha terminado siendo una de las máximas representantes de la literatura anglosajona del siglo XX comenzara su andadura literaria a los 58 años y que de su materia autobiográfica haya creado esta joya, una increíble defensa de la literatura. Ciertamente, Penélope Fitzgerald vivió en un pueblecito de la costa cuando su familia pasaba dificultades económicas, y allí trabajó ayudando en una librería. La protagonista de su novela más célebre cumple su sueño de montar su propia librería en medio de un pueblo hostil y nada afín a la cultura. Enfrentada a las hostilidades de sus vecinos y a la realidad de que a nadie allí le interesa la literatura sino “las cosas útiles”, plaga la novela de reflexiones literarias que encantarán a cualquier lector, ya que esta pequeña comunidad no es más que el símbolo de nuestra humanidad corrompida y pendiente de perjudicar al prójimo, en lugar de valorar los sueños de los demás. De vez en cuando se agradece esa defensa de lo inmaterial que nos aporta un libro, una película, o cualquier obra artística capaz de acompañarnos y hacernos cambiar, siempre a mejor.

//FEATURED PRODUCTS_

// Clean & Shine, Love (Exfoliante facial)


Y otra de nuestras recomendaciones, la del exfoliante en el que hemos puesto todo nuestro cariño para que, además de limpiar los poros en profundidad hidrate al máximo tu piel. Desde el desierto de Sonora hemos querido incorporar aceite de semilla de jojoba, cuyas semillas -al encontrarse en un enclave tan árido- están compuestas por un 96% de ceramidas, aceites ricos en Omega 6 y vitaminas A, B1, B2 y C. Esto significa que, además de ayudar a reducir arrugas, actúa con otras propiedades subyacentes como regeneración celular, y efecto antiinflamatorio, tonificante, emoliente, calmante y astringente. El extracto de sargazo ayuda a mantener la hidratación y elasticidad de la piel.


Entradas destacadas