Cómo descifrar lo que hay en una etiqueta (Parte 2)


¿Cuántas veces has leído las etiquetas de los productos cosméticos que tienes en casa y no has sabido descifrar componentes que te suenan a formulación latina? Hasta ahora te hemos hablado de plantas, flores, aceites y hasta algún ácido de esos tan famosos como el láctico, el cítrico y el hialurónico. Hoy te vamos a contar qué son algunos esos nombres "en clave" que se encuentran con asiduidad en las etiquetas.


  • Propilenglicol o propylene Glycol. Este ingrediente de común uso en cosmética, farmacia y alimentación lo que hace es convertir en solubles otros ingredientes que en agua no se disuelven. Ayuda a retener el agua en el producto y, además, a que este no se congele, y como además es inodoro e incoloro no aporta olor sino que ayuda a retener los perfumes.

  • Disodium EDTA. Es un ácido muy frecuente en cosmética, recomendable en muy baja proporción ya que, como tal, actúa directamente en las impurezas y abusar de ello podría resecar la piel. También actúa como conservante del producto, antioxidante y antibacteriano.

  • Linalool. Extraído de plantas y frutas como la canela, la menta y los cítricos para dar olor.

  • Limonene. Extraído del aceite de frutos como la naranja, el limón o el cilantro, es muy común en cosmética ya que aporta un maravilloso olor a cítrico.


//FEATURED PRODUCTS_

// orange Time (Exfoliante corporal)

El limonene es uno de los componentes de nuestro exfoliante corporal, caracterizado por su intenso olor a naranja. Además contiene numerosos aceites como el de almendra o zanahoria para hidratar en profundidad.


Entradas destacadas