Está en tu cuerpo y salvará tus manos este otoño.

Con la llegada del frío, la piel de nuestro cuerpo que está expuesta continuamente a los cambios extremos de temperatura y al frío como las manos, sufre más que nunca. Hay un ingrediente natural que se convierte en clave en la formulación de cremas pensadas para paliar este problema y que en otoño e invierno nos salva de la deshidratación.


Estamos hablando de la urea. Habréis oído hablar miles de veces de este producto que es producido por nuestro cuerpo (y el de muchos mamíferos) y que se encuentra en forma sólida en el sudor y la orina, aunque también se puede crear en un laboratorio sin necesidad de ser extraído de los fluidos de nuestro cuerpo. Como ya sabéis, tiene que ver mucho con la retención de líquidos, pero además también lo tiene que ver cuando esos líquidos son el agua de nuestra piel.


Aunque este no es el único motivo, sí es la principal razón de que la urea sea cada vez más utilizada como ingrediente en cremas y productos cosméticos así como en el tratamiento de enfermedades de la piel como psoriasis o eccemas. Cuando se utiliza para este último tipo de productos las concentraciones son mucho más altas, pero en una crema hidratante con menos de un 5% ya se consiguen mejorar cuantitativamente los resultados en cuanto a pérdida de hidratación.


Es precisamente ahora cuando empezamos a notar nuestras manos más resecas por el frío, y eso es debido a la pérdida de hidratación y elasticidad. Por eso es momento de apostar más que nunca por una crema hidratante con una baja concentración en urea que ayude a mantener la hidratación en su sitio y que evite la decamación.



//FEATURED PRODUCTS_

//1954.


Pocos componentes, pero muy significativos. Por un lado, dos de nuestros ingredientes más utilizados: extracto de Rabo de Gato y de caléndula, ambos cicatrizantes. Por otro, aceite de oliva, hidratante, reparador y lo más olvidado: está cargado de propiedades vaso-circulatorias.


Y por último y no por ello menos importante, el ingrediente del que hoy os hemos hablado y que caracteriza a esta crema, nuestra apuesta por la reparación de pieles sensibles y manos expuestas a todo tipo de condiciones : la urea. Su uso cada vez mayor en cremas hidratantes por sus cualidades a la hora de tratar afecciones cutáneas evidencia que su principal efecto de impedir la pérdida de agua a través de la piel y de evitar la descamación es la base del mantenimiento de una piel sana.







Entradas destacadas