La reina de las casas encantadas puede ser lo mejor del año.

Seguramente alguien ya te ha recomendado ver la serie que se estrenó el pasado 12 de octubre en Netflix, The haunting of Hill House, La maldición de Hill House en español. Pues deberías hacerle todo el caso del mundo.

Dicen que al ser humano le fascina en cierto modo sentir terror, y por eso, y por muy mal que lo pasemos, hay algo que nos atrae de las películas de miedo y que les hace irresistibles. Pues esta serie da miedo, y mucho.


También es casi seguro que ya hayáis visto alguna de las películas que se han rodado sobre esta famosa mansión encantada de E.E.U.U y que no sepáis que todas se inspiran en una novela publicada en 1959 de una autora cuyo prestigio se ha reconocido en los últimos años, Shirley Jackson. Esta autora es además una de las grandes maestras del terror en el siglo XX, en parte silenciada (y no digamos su olvido en este lado del Atlántico, cuyas traducciones son muy recientes) por sus aficiones al ocultismo.


Como os adelantábamos, Hill House ha inspirado ya alguna adaptación cinematográfica, pero nada con la calidad de esta serie, una más de las muestras de que este género se encuentra en su época dorada. Su director Mike Flanagan es especialista en transmitir terror, y eso es algo palpable desde el primer minuto del primer capítulo.


Puede que al verlo os resulte muy reconocible y esteis acostumbrados a la imaginería gótica, omnipresente en la serie: telarañas, ruinas, sombras, todo lo que acompaña a la típica casa encantada decomonónica. Pero no por ello tiene menos valor, ya que debéis recordar que es esta casa la que ha inspirado muchas otras a posteriori. En cualquier caso, y más allá del guion, os recomendamos encarecidamente esta joya técnica medida al milímetro en la que la fotografía, los planos y la iluminación son una obra de arte. Es relativamente fácil dar sustos en el cine a través de contraplanos y, por supuesto, la música. Pero aquí no hay trampa ni cartón, y muchos de los sobresaltos que se lleva el espectador van acompasados por un silencio absoluto y una iluminación magistral de luces y sombras que provoca a cada segundo terror al ver y no ver.


Una historia sobrenatural perfecta para estos días de niebla de otoño por la que dejaros fascinar.


//FEATURED PRODUCTS_

//Treatment 03. Serum

Flores como la malva, la milenrama y la caléndula poseen propiedades conocidas y de elevada funcionalidad si se formulan de manera equilibrada. Así, la primera se ha utilizado y se utiliza por sus cualidades emolientes, antiinflamatorias e hidratantes, la segunda por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes y la tercera, cicatrizantes. El extracto de Amamelis Virginiana se utiliza por su poder antioxidante que actúa protegiendo paredes de venas y capilares, y otros extractos que también se usan como el de camomila o rabo de gato actúan principalmente como calmante (camomila) y cicatrizante (sideritis). Con esta fórmula, conseguimos altas cuotas de eficacia, hibridando extractos de la naturaleza con el ácido hialurónico en concentraciones altas. Combinado con la crema facial, el resultado es óptimo.







Entradas destacadas