Por qué echarse crema hidratante en el contorno de ojos es un error.

Habrás oído cientos de veces que la crema hidratante facial no sirve para los párpados y el contorno de ojos, si este es tu caso y estás haciendo caso omiso... debes saber ya que no le estás haciendo ningún favor a tu piel, sino que estarás fomentando incluso el efecto contrario al deseado.


La piel del párpado es notablemente más fina, y lo que subyace muy diferente al resto del rostro. Las bolsas, rojeces y las ojeras no son otra cosa que las consecuencias del cansancio pero también la edad, es decir, la desidratación. Al estar tan cerca del ojo, se trata de una zona también más sensible que se puede infectar con facilidad. Por todos estos motivos, se hace necesario un producto diferente a la crema hidratante, demasiado densa para una piel tan fina incapaz de absorberla.


Para una zona tan delicada, en la formulación de nuestro contorno de ojos hemos elegido ingredientes muy naturales, como la manzanilla (descongestionante, suavizante, calmante, desintoxicante e incluso antiinflamatoria), rabo de gato y eufrasia, que desde tiempos inmemoriales se ha usado como remedio natural contra la conjuntivitis.


Pero para asegurar una hidratación de verdad teniendo en cuenta la penetración que permite una piel tan fina, no apta para ingredientes como la manteca de karité o el aceite de argán, se utiliza extracto de rosa canina, que aporta diez veces más vitamina C que cualquier cítrico.


Entradas destacadas