“Benito Pérez Galdós. La verdad humana”

“Benito Pérez Galdós. La verdad humana” es el título de la exposición que lleva exhibiéndose desde el mes pasado y que se puede disfrutar hasta el 16 de febrero en la Biblioteca Nacional de España.


Para quien no haya ido nunca a visitar la Biblioteca Nacional es ya en sí toda una experiencia, ya que el propio edificio y las estatuas que lo presiden son una maravilla. En el centro de Madrid, a solo cinco minutos caminando del ayuntamiento y de la fuente de la diosa Cibeles podemos localizarla, en pleno paso de Recoletos. Junto a otras exposiciones temporales, podemos visitar en sus salas principales un recorrido por la obra de Galdós (Las Palmas, 1843-Madrid, 1920), orquestada por Germán Gullón y Marta Sanz, a punto de cumplirse un centenario de su muerte.


Precisamente, de su velatorio y su cortejo fúnebre podemos ver fotografías (entre las muchas que, afortunadamente, se conservan del escritor y que se exponen en las salas de la Biblioteca Nacional), que demuestran el aprecio que la sociedad madrileña le tuvo, generándose un cortejo de miles de personas que lo acompañaron desde el ayuntamiento, donde su cadáver estuvo expuesto, hasta el cementerio. Literariamente, no solo plasmó a la perfección la vida del pueblo llano, de los pobres y de la vida corriente de Madrid de fin de siglo, sino que participó activamente en la vida política. Sobre esas facetas así como la de músico o dramaturgo (menos conocidas), triunfando en el panorama europeo, se ahonda en la exposición, complementada con cientos de manuscritos de sus Episodios Nacionales y gran parte de su amplísima producción novelística, consideradas algunas de sus obras -Fortunata y Jacinta o Misericordia- las mejores, junto al Quijote y a La Regenta, de la literatura española. Una oportunidad para quien no lo conozca ya) y acercarnos a uno de los autores más grandes de nuestra literatura, responsable de la consolidación de la novela como el género que hoy conocemos.

//FEATURED PRODUCTS_

//Facial Plan Antiaging II

Este pack contiene todos los pasos para una limpieza y una hidratación diarias en profundidad. El agua micelar, que contiene aloe vera, además de limpiar los poros y la suciedad que el ambiente deja en nuestro rostro proporciona hidratación. El serum facial consigue el mismo efecto en las capas más profundas de nuestra piel, reteniendo el agua. Para las capas superficiales, la crema hidratante diaria específica para pieles secas o mixtas logrará ese fin básico, previniendo también la aparición de manchas y arrugas al resecarse. Y para la zona del contorno de ojos, un producto específico con la densidad y textura adecuada para una zona tan delicada.


Entradas destacadas