#Issue 11. Volar por Pandora: Parque forestal nacional de Zhangjiajie.

A media hora de casa o al otro lado del planeta. Existen miles de bosques, montañas, mares ríos, ciudades y, en definitiva, espacios fascinantes que conocemos de oídas o que, como es más probable, no conocemos. Están ahí y son muchos más de los que pensamos. Nosotros tampoco los conocemos (aunque nos gustaría), así que nos hemos puesto a investigar para descubrir espacios en los que perderse para hacer con vosotros un breve pero intenso viaje a través del poder de la evocación.


Hoy viajamos a la provincia china de Hunan, donde se encuentra uno de los tesoros nacionales forestales de la nación: el Parque Forestal Nacional de Zhangjiajie:


Que no te engañe el subconsciente porque probablemente es la primera vez que ves imágenes reales del Parque Forestal Nacional de Zhangjiajie, aunque te suene de algo más que haberlo visto en algún sitio: ¿cuando viste Avatar soñaste con poder volar sobre las cumbres flotantes de Pandora? Pues hacerlo como en la gran pantalla sigue siendo complicado, pero lo que sí que puedes hacer es viajar a su referente real en el que se inspiró James Cameron: Parque forestal nacional de Zhangjiajie. Tal es la fama que le ha dado la película que hasta le han puesto el nombre de Hallelujah a una de las montañas más impactantes del conjunto y al parque en general el sobrenombre del "Parque de Avatar".


El Parque Forestal Nacional de Zhangjiajie, a sólo unos kilómetros de la ciudad de Zhangjiajie de la que ha tomado el nombre, forma parte de otro conjunto aún mayor, el paisaje natural de Wulingyuan, Reserva Natural de la Unesco y Patrimonio de la Humanidad desde 1992. Esta atracción turística conocida en toda China tiene 4.800 hectáreas, por lo que por su extensión y orografía es bastante lógico el hecho de que para ver sólamente lo más destacable se necesitan varias días. Además de sus altísimos pilares, la cara más evidente, posee otros atributos que lo hacen merecedor de su condición de Geoparque Mundial de la UNESCO como son la diversidad de la flora y la fauna que allí viven (más de 100 familias vegetales con 700 tipos de especies).



Como espacio místico y casi divino que es (pese al turismo) tiene incluso una "puerta" que va literalmente a dar al cielo, la montaña Tianmen ("puerta del cielo"). Cosas de la orografía, esta montaña tiene un agujero natural de 30 metros de ancho que desde hace pocos años es visitable para los extranjeros. Y como ya estamos acostumbrados a ver por otras construcciones chinas, a su gusto han construido unas escaleras empinadas que van a dar directamente al cielo... o casi.


Eso sí: aunque el Parque Forestal Nacional de Zhangjiajie parezca de película, los paisajes de Avatar están hechos a ordenador, así que la magia reside en que sus enormes montículos, aunque imposibles, sí son reales y están provocados por la erosión natural que conllevan miles de años de existencia. Aunque nosotros personalmente creemos que la forma tan especial en la que cambian de color cuando baja el sol denota el secreto mágico que guardan. Y si queréis saber más... ya sabéis dónde os espera la respuesta.


//R.

The Skin Tailors_

#ParqueForestalNacionaldeZhangjiajie #UniqueSkins #SkinTailors

Entradas destacadas