#Issue 17: El legendario Bosque de Sherwood.


A media hora de casa o al otro lado del planeta. Existen miles de bosques, montañas, mares ríos, ciudades y, en definitiva, espacios fascinantes que conocemos de oídas o que, como es más probable, no conocemos. Están ahí y son muchos más de los que pensamos. Nosotros tampoco los conocemos (aunque nos gustaría), así que nos hemos puesto a investigar para descubrir espacios en los que perderse para hacer con vosotros un breve pero intenso viaje a través del poder de la evocación. Hoy el viaje es real y literario. Coged las maletas que nos viajamos a la Edad Media...


Uno de los mayores regalos que nos hace la literatura es crear espacios imaginarios que aderezamos y completamos en nuestra mente con absoluta libertad. En muchos casos estos espacios -con nombres y apellidos reconocidos mundialmente- están inspirados por lugares reales, no tan conocidos. En otros y por suerte, sus referentes son tan reales y lo que se cuenta también que no creemos posible su existencia. Aunque no podríamos encontrar pruebas palpables y datadas de que por allí estuvo un tal Robin Hood, el Bosque de Sherwood es tan real y tan parecido al que se nos cuenta en la leyenda de Sir Robin de Locksley.


Y la verdad es que conocido lo es un tanto desde la Edad Media. Próximo a Nottingham, este bosque forma parte de una superficie aún mayor que se dedicaba entonces a la caza regia. Pero aunque sólo sea una parte estamos hablando de 182 hectáreas y de más de 900 robles antiguos. Esto supone una riqueza ambiental y un entorno natural envidiable que lo diferencia de otro bosque cualquiera al tratarse de una vegetación centenaria entre la que destaca un árbol con nombre propio: el Major Oak. Este roble inglés -al que se le calculan aproximadamente 800 años de vida- puede presumir no sólo de su aspecto retorcido e imponente, sino también de seguir produciendo bellotas y, de paso, de ser el árbol preferido para esconderse del forajido más famoso de todos los tiempos. El Bosque de Sherwood está considerado hoy en día reserva natural nacional para facilitar su conservación, aunque lógicamente se puede visitar y, de hecho, tiene rutas trazadas a tal efecto. Además del Major Oak, otro de sus principales atractivos es la iglesia de Edwinstowe, donde podemos imaginarnos a Robin casándose furtivamente con Lady Marian. Y lo mejor de todo si lo visitas es que en tu imaginación le puedes poner la cara que quieras, la del zorro de Disney, la de Kevin Costner...



//R.

The Skin Tailors_

//FEATURED PRODUCTS_

//Treatment 03.

Y aunque en otros más cercanos, precisamente en bosques y campos hemos recogido los ingredientes que hemos utilizado para crear nuestro sérum facial como caléndula, milenrama, camomila o Rabo de Gato. En nuestro laboratorio los hemos tratado y combinado de tal manera que el resultado es un sérum ligero y fácil de aplicar con ingredientes que ayudan a mantener tu rostro hidratado y cuidado.

#BosquedeSherwood

Entradas destacadas