#Issue 30: Galicia, natural y sobrenatural.

A media hora de casa o al otro lado del planeta. Existen miles de bosques, montañas, mares ríos, ciudades y, en definitiva, espacios fascinantes que conocemos de oídas o que, como es más probable, no conocemos. Están ahí y son muchos más de los que pensamos. Nosotros tampoco los conocemos (aunque nos gustaría), así que nos hemos puesto a investigar para descubrir espacios en los que perderse para hacer con vosotros un breve pero intenso viaje a través del poder de la evocación. Hoy viajamos a Galicia, donde el otoño y las meigas todo lo hacen posible...


Todos los continentes tienen sus lugares mágicos y míticos, y en nuestro país no cabe ninguna duda de que con sus peculiaridades es Galicia la región más mágica que podemos encontrar. No es de extrañar que con la vegetación y el clima que poseen sus zonas de interior se haya creado un calvo de cultivo para la creencia en lo sobrenatural, que sus increíbles bosques y ruinas de monasterios e iglesias atraigan a miles de turistas cada año para realizar un viaje en el tiempo y el espacio hacia la ruralidad. Pues bien, de todas las maravillas que tiene Galicia (que son muchas) todavía quedan muchas por descubrir que no suelen ser tan conocidas. Hoy compartiremos con vosotros algún que otro secreto...


El río Ézaro o Xallas, en la parroquia de Ézaro (La Coruña) desemboca en una cascada que tiene una peculiaridad que no suele ser nada común: es la única cascada en Europa que va a dar directamente al mar.


Otro atractivo más conocido son las Islas Cíes o (islas de los dioses), aunque no por más conocidas dejan de ser la maravilla natural Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Situadas en la ría de Vigo, también son algo único: el único parque marino de España. Este archipiélago está compuesto por tres islas, dos de ellas unidas por una playa que está considerada la mejor del mundo. Como sucede con las Islas Cíes, la Playa de las Catedrales (Ribadeo, Lugo) es uno de los espacios naturales más conocidos de la costa noroeste de España. Este borde marítimo destaca por sus acantilados de roca de hasta 30 metros de altura.


Fotografía de David Pedrero


¿Y qué decir del otoño en Galicia? Si ya de por sí se puede vivir allí una experiencia sensorial con su gastronomía, cuando llega el otoño ciertas zonas del interior se vuelven un verdadero paraíso del policromatismo y los olores. La zona de la Ribera Sacra, sus múltiples bosques o, por ejemplo, la sierra de O Courel. Si lo que nos gusta es la naturaleza de interior y los grandes paisajes, por qué no visitar los cañones del río Sil, que hasta desembocar en el Miño va creando en la provincia de Lugo una garganta navegable rodeada de cañones que a veces alcanzan los 500 metros de altura.


Pueblos de piedra, de otro tiempo e incluso castros celtas podemos encontrar en varias zonas. Combarro es el pueblo más famoso de entre los pueblos marineros de Galicia por sus hórreos, dejando unas vistas muy pintorescas en plena costa. Piornedo y O Cebreiro, casi al límite con León, son dos pueblos situados a una altura considerable donde podemos pasear entre sus corredores de piedra y sus pallozas, una construcción prerromana circular que sólamente se conserva en sitios muy concretos como estas poblaciones.


Combarro, fotografía de J. A. Alcaide

//R.

The Skin Tailors_


//FEATURED PRODUCTS_

//Andrea's.

Y hablando de abundancia y de variedad, uno de nuestros productos más personales -la crema calmante Andrea's- es el que más ingredientes tiene en su formulación. Extracto de camomila, Rabo de Gato, aceite de glicerina de soja, alcanfor, extracto de Harpagophytum procumbens, extracto de Arnica Montana, también de Acmella oleracea, manteca de karité, vitamina E y urea: en total, un combo de ingredientes hidratantes, reparadores, antiinflamatorios y emulgentes.


Entradas destacadas