#Issue 67: Los cyborg que se llevan.

Tampoco os vamos a mentir: seguramente el año que viene y el siguiente ese “personaje” tan típico de la ciencia ficción es cada vez más presente en muchos sentidos. Lo primero porque estos días los telediarios no paran de hablar de las aplicaciones de la ciencia a las profesiones del futuro, y entre ellas destaca la de la impresión 3D en el mundo de la medicina. Esperemos que en un futuro próximo sean capaces de crear prótesis con material orgánico y que seamos un poco más cyborgs a costa de mejorar nuestra calidad de vida.


Pero no de esto queríamos hablar, sino de que a quienes seáis amantes de las series y el cine os habrá llamado la atención cómo las réplicas humanas de cualquier tipo y los dilemas morales y tecnológicos que traen consigo se han convertido (y con razón) en una de las preocupaciones del presente también en la ficción. En un par de meses se habrá estrenado la nueva versión del mítico manga Ghost in the Shell, esta vez no será por medio de la animación y su protagonista no es otra que Scarlett Johansson. No sabemos cómo será la película, pero tanto el cómic como la serie y la película del 95 en la que se basa la reciente adaptación son un hito en la historia reciente del cyborg. Y este otoño llega la tan esperada "Blade Runner 2049" que nos dirá que fue del más famoso replicante (o no) de otro de los hitos cinematográficos del cyborg y también del cyberpunk.

Los más puristas nos dirán que los ejemplos que estamos citando no son realmente cyborgs, ya que estos mezclan una parte orgánica con otra tecnológica y, si nos ponemos puntillosos, la lista se reduce considerablemente. Pero más allá de tecnología y tampoco sin hacer de la ciencia ficción algo “de andar por casa” el foco sobre el que queremos llamar la atención es sobre cómo los androides (tengan una parte orgánica o no) entendidos como réplicas humanas con una inteligencia artificial ocupan gran parte de nuestras preocupaciones sobre cómo la tecnología afectará a nuestras vidas en un futuro no muy lejano, y con una mayor visibilidad ahora que son protagonistas de dos de las series que más triunfan en la actualidad: Westworld (HBO) y Black Mirror (Netflix).


Ollie Boyd

Cada capítulo de Black Mirror ya es de por sí una obra de arte, más que el capítulo de una serie lo que se podría considerar una película con entidad independiente. Ya se ha dicho muchas veces pero no pasa nada por volver a decirlo. Y para quien no haya visto aún ningún capítulo... nuestra más encarecida insistencia para que lo haga. Cada episodio supone una reflexión sobre algún aspecto concreto de la tecnología y su repercusión en nuestras vidas. La de crear seres a nuestra imagen y semejanza no podía faltar.


Y donde son protagonistas absolutos en el Westworld , que en español se le pone el rótulo de almas de metal. No hay mucho lugar a dudas, y por eso os hemos puesto este cartel que ha creado un fan que ya da mucho a entender. Westworld es una especie de parque temático repleto de androides que no saben que lo son donde los humanos van a divertirse. El orden se resquebraja cuando alguno empieza a almacenar recuerdos de cuando es reparado y a cuestionarse su propia naturaleza. No os decimos más. Pero sí os rogamos de nuevo encarecidamente su visionado ya que dejan en el aire tantas preguntas sobre nuestra propia naturaleza que... ¿seremos alguna vez capaces de contestar?


#Cyborg #Westworld #BlackMirror

Entradas destacadas