#Issue 68: Fe y maternidad.


Qué gratificante es ir al cine y salir conmovido, sintiendo que algo nos ha cambiado por dentro. Que nos hayan hecho pensar y, en definitiva, incluso cambiar de opinión. Seguramente a muchos no les haya pasado al salir de la sala del cine tras ver "Las inocentes" (Les innocentes (Agnus Dei), Anne Fontaine, 2016), pero a muchos estamos seguros de que sí.


Sobre todo lo que nos llama la atención es un aspecto en el que no reparan las críticas de los principales periódicos. El argumento es sencillo de entender: un convento de monjas polacas es "atacado" por soldados rusos, quienes abusan por la fuerza de casi todas las hermanas de la comunidad. Consecuencias habituales de la barbarie de la guerras. Unos meses más tarde, cuando las monjas que se han quedado embarazadas empiezan a dar a luz una de las novicias escapa de los muros del convento en busca de ayuda y da con una médico de la Cruz Roja francesa. La llegada de alguien de fuera y su descubrimiento de la deshonra supone un punto de no retorno.



Fotograma de la película "Les innocentes"


No queremos destriparos este film aún en cartelera y por eso no tendría sentido contaros el argumento. Pero sí que queremos recomendároslo y señalar lo que anunciábamos al principio... ante un argumento así, basado además en acontecimientos reales, no creemos que haga falta señalar el drama que supone una consecuencia de las guerras como son las violaciones masivas, más aún cuando las víctimas son personas que han renunciado en su vida de forma voluntaria a toda relación con la carne.


Pero no creemos que la película trate realmente de eso ni que se recree en el drama ni en lo lacrimógeno sino en algo profundamente positivo: el sentimiento de sororidad. Sí, sororidad más que nunca. Estamos tan acostumbrados al término 'fraternidad' que ya no recaemos en que etimológicamente sólo alude a la relación de camaradería entre hermanos y colegas, mientras que existe otro término para lo misma relación entre mujeres de protección y hermanamiento. Y qué mejor que utilizarlo para hablar de "sores", las hermanas.


Uno de los temas que más se ha abordado desde el feminismo y los estudios de género es el de la maternidad. Hasta hace bien poco es el único papel que se le ha asignado a la mujer y que aún hoy es conflictivo porque parece que por no ser madre se es menos mujer y que el sentimiento de maternidad es algo inherente a las mujeres excluyendo a los hombres del proceso. La película supone una buena muestra de las diferentes posturas que se pueden tener al respecto, más aún cuando se trata de una maternidad forzada y, en principio no deseada. Habrá quien por ser fruto de una violación y en personas que habían jurado voto de castidad lo vea como una vergüenza extrema que negar y eliminar a cualquier precio, quien lo vea como un simple proceso y quien tras la experiencia siento el deseo de crianza.


Además de la maternidad y la sororidad que en términos generales se acaba convirtiendo en empatía, la fe es el tercer pilar fundamental. Todos ellos de profunda actualidad y que quedan en entredicho cuando sales de la sala del cine... lo dicho. Muy recomendable.



//R.

The Skin Tailors_

#Lasinocentes

Entradas destacadas