#Issue: 70. Gran Agujero Azul.

A media hora de casa o al otro lado del planeta. Existen miles de bosques, montañas, mares ríos, ciudades y, en definitiva, espacios fascinantes que conocemos de oídas o que, como es más probable, no conocemos. Están ahí y son muchos más de los que pensamos. Nosotros tampoco los conocemos (aunque nos gustaría), así que nos hemos puesto a investigar para descubrir espacios en los que perderse para hacer con vosotros un breve pero intenso viaje a través del poder de la evocación. Hoy toca un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en medio del mar Caribe.


El paraíso del submarinismo tiene una profundidad de 125 metros y otros 300 de diámetro y se encuentra a 100 kilómetros frente a la costa de Belice, la antigua colonia británica en el Caribe. El Great Hole Blue o en castellano agujero azul de Belice es tan peculiar que se trata de un agujero de forma circular absolutamente perfecta. Este espectáculo de la naturaleza tiene una profundidad de aproximadamente unos 123 metros. Puede que por esa cifra no os parezca mucho, pero este espacio da para mucho.


El porqué de la creación del Gran Agujero Azul se retrotrae a la Edad de Hielo, cuando era la entrada a unas cuevas calizas hasta que con la glaciación se inundaron y su cubierta se derrumbó. En su interior viven tal cantidad de corales, peces y tiburones que se ha convertido en un hito del submarinismo. Lo curioso es que hace pocos años los investigadores han encontrado en él restos de metales que son clave para averiguar algo que nada tiene que ver en principio con el agujero: la desaparición del imperio Maya: una gran sequía.


//R.

The Skin Tailors_


Entradas destacadas