El primer paso si quieres empezar a cuidarte.

Hoy pensamos especialmente en la gente que nunca ha optado por un tratamiento específico, que ha creído no necesitar cremas o que, sencillamente, no sabía cómo y quiere empezar a cuidarse. Porque entender cómo funciona nuestra dermis no es algo que tengamos que saber, así que si es tu caso y te apetece empezar a cuidarte hoy te contamos por dónde empezar.

Vanessa Moe

Limpieza, hidratación, exfoliación, etc. son términos que habrás oído infinidad de veces aunque, para ser sinceros, a todos nos pasa que no sabemos en profundidad cuál es su cometido ni cómo llevarlos a cabo de manera efectiva. No es que unos sean más importantes o prescindibles, pero de todos los pasos que puedes dar a la hora de cuidar tu piel si es que cuando sales de la ducha o a diario no aplicas ningún producto lo más básico a tener en cuenta es la

hidratación. Limpiar y exfoliar no son son pasos menos importantes, pero la piedra angular sobre la que se asienta una piel cuidada es la hidratación. De nada nos serviría sólamente limpiarla y quitarle las pieles muertas si no le diésemos la hidratación que necesita y que no siempre es tan evidente.


Solemos creer que (sobre todo durante los 20 y 30 años) no necesitamos un tratamiento, ni si quiera hidratar nuestra piel a diario ya que no vemos sobre ella signos claros de envejecimiento. Pero no hay que fiarse de las apariencias, porque a partir de los 20 la piel ya empieza a envejecer y a acumular los daños del sol y el tiempo siendo además el cuello el principal olvidado. Pero no os engañéis: la hidratación no es algo que se perciba sólamente en el exterior, en una piel suave y con el color debido, sino que parte de las zonas más profundas a las cuáles la mayoría de las cremas hidratantes no llegan. Para ello se utilizan elementos como el ácido hialurónico y otros principios activos muy comunes en la alta cosmética.


Además de una hidratación profunda, es primordial utilizar una crema hidratante que contenga protector solar, ya que aunque no lo parezca los rayos Ultravioleta afectan a nuestra dermis tanto en verano como en invierno, siendo esta una de las principales causas del envejecimiento.


Así que teniendo en cuenta que lo primordial a la hora de empezar a cuidarte si no tienes tiempo o presupuesto es darle a tu piel la hidratación que realmente necesita y para ello te recomendamos la combinación de dos productos: sérum facial y crema hidratante. El primero asegura una hidratación profunda de la piel a largo plazo y ayuda a la absorción de la crema, que proporciona la hidratación necesaria para el día a día aportando a tu piel la luminosidad que necesita y además la protección solar a la que no damos la importancia debida.


//FEATURED PRODUCTS_

// Facial Plan Basic. Serum y Crema

Si estás en el caso que describimos hemos pensado en cómo ponértelo fácil: con el facial plan basic sólo tienes que elegir según tu tipo de piel entre el la crema hidratante para pieles secas o pieles mixtas y complementarla con el sérum facial.



Entradas destacadas