#Issue 85: Mitos muy reales, como que lluevan ranas.

Hay sucesos tan conocidos en la historia de la humanidad que, de tan fantásticos que parecen, no llegamos a plantearnos nunca su posible veracidad. Por ejemplo, las famosas plagas de Egipto. ¿Habías pensado alguna vez que pudiera ser posible que lloviesen ranas, o más extraño si cabe, peces? Pues resulta que lo que crees mito sucede, y mucho más a menudo y cerca de lo que piensas.


Pues sí, lo que creías tan surrealista que sólo podía pasar en una película como Sharknado es real: un tornado puede coger agua de una zona en la que, si coyunturalmente hay un banco de peces o de ranas, estos volarán por los aires absorbidos por el tornado y llegarán hasta una altura tal, que suelen llegar a congelarse. Se atestigua desde varios siglos a.C., y no nos referimos a las famosas plagas bíblicas...


Ranas, peces, arañas, medusas, calamares, caracoles, pero sobre todo ranas. Hasta una vaca llegó a caer sobre la un buque ruso que, por supuesto hundió. Gusanos y lombrices, y nada de esto parece tener que ver con la ira de los dioses. Parece que las cosas más extraordinarias ocurren lejos de casa, y sí, estas lluvias de animales son comunes (incluso con citas anuales) sobre todo en el continente americano, pero no hay que irse tan lejos. En Gibraltar se hizo famosa una lluvia de ranas en 1915, pero también la repetición de tal evento en Alicante en el año 2007.


A veces lo divino y sobrenatural es el realidad muy natural, y de hecho la lluvia de animales no sólo ya no sorprende a quienes lo conocen, sino que alegremente se convierte en una gran alegría y un buen provecho. En Honduras ya han creado hasta el "Festival de la Lluvia de Peces", donde centenares de sardinas ciegas de agua dulce caen del cielo, algo que todavía no se ha llegado a explicar por completo. Y mejor lo que hicieron los habitantes de un pueblo de Sri Lanka, quienes tras una tremenda lluvia de peces en 2014 se dieron un buen festín con el regalo caído del cielo, haciendo patente así eso de que todo lo que vuela, a la cazuela.


//R. @SkinTailors


Entradas destacadas