El secreto de lo que hay en el centro de la tierra.

Siempre se dice que lo importante está en el interior. Que no se puede juzgar a las cosas y a las personas por su apariencia, y ya de paso, que las cosas no son lo que parecen. La naturaleza nos suele enseñar más de la vida que cualquier libro, como si una pequeña flor fuera una metáfora del universo y en el comportamiento animal estuviesen las claves del nuestro. Hace poco que se ha hecho un descubrimiento geológico que, desde luego, nos da bastante que pensar.


Como con las personas excepcionales, consideramos a ciertos minerales como auténticos tesoros basándonos en que son difíciles de conseguir por su escasez. Oro, plata, pero sobre todo el diamante es considerado una piedra preciosa de las más codiciadas por su valor como por lo que simboliza. Su estructura molecular lo hace increíblemente resistente a la vez que su apariencia exterior nos da la impresión de que se trata de todo lo contrario.


Sin embargo, consideramos a las piedras preciosas o al oro como verdaderos tesoros precisamente por la dificultad que existe para conseguirlos, porque su presencia es tan escasa que hasta siguen originando guerras y explotación de humanos que pierden la vida para obtenerlos.

Los estudios geológicos recientes arrojan luz sobre esta supuesta verdad heredada que está a punto de derrumbarse, y es que la presencia de diamantes en la tierra es muy superior a lo que se creía. En concreto, hay unas cuantas toneladas de diamantes que se han detectado gracias a su capacidad para transmitir la velocidad del sonido. Aquí viene el inconveniente y la paradoja: tal cantidad de diamante se encuentra en el interior de la tierra, a más de 130 km de la superficie por lo que es imposible acceder hasta él, en las raíces cratónicas, el mismo corazón de la tierra.


//FEATURED PRODUCTS

// Clean & Shine, Love (Exfoliante facial)

Para la formulación de nuestro exfoliante facial hemos tenido en cuenta que nuestra piel tiene capas como la tierra, y que para hidratarla hay que llegar a lo más profundo. Por eso hemos elegido ingredientes que hidratan al máximo la piel: aceite de jojoba, extracto de sargazo, vitaminas A, B1, B2 y C, caléndula, camomila, etc.


Entradas destacadas