La base diaria de las pieles secas y maduras.

El secreto de una piel joven y sin arrugas ni manchas no es ningún secreto, y está basado en dos pilares básicos: proteger nuestra piel de las agresiones del sol y el frío y una perfecta hidratación diaria. Tanto para lo uno como para lo otro existe una solución de un solo paso, y es la utilización de una crema hidratante que lleve protector solar. Así de simple. Es por ello que una buena crema hidratante que nos libre de las tiranteces y la sequedad en invierno así como de las manchas del sol durante todo el año puede ser nuestra mejor aliada.


Para lograr una hidratación diaria en profundidad, además de la utilización complementaria de un serum, debemos aportar ingredientes que penetren en las capas superficiales de la piel y la mantengan jugosa e hidratada. Para ello, hemos elegido ingredientes que se han demostrado en los últimos años como increíblemente hidratantes y completamente naturales, como la manteca de karité, el aceite de argán y el aceite de jojoba.


Especialmente las pieles maduras (y un alto porcentaje de las pieles jóvenes) sufren especialmente los signos derivados de la edad por la falta de hidratación, por ello nuestra crema hidratante pensada para pieles secas contiene otros ingredientes como el extracto de Acmella Oleracea, que actúa directamente sobre la red de producción de colágeno y funciona como potente antiarrugas. La rosa canina posee mucha más vitamina C que cualquier cítrico, la hoja de vid actúa como antioxidante natural de la piel de igual forma y, como broche, y la vitamina E combate los efectos provocados por el sol protegiendo la piel de los radicales libres.


Entradas destacadas